Tipos de cuentas de usuario de Windows.




Cuentas usuario windows
Administrar cuentas

El otro día cuando había terminado de reinstalar el sistema operativo a un equipo, se me ocurrió comentarle al propietario, que sería muy aconsejable crear una cuenta de usuario estándar para el uso diario y otra de administrador para usar únicamente cuando fueran necesarios privilegios superiores a los de un usuario de andar por casa. La respuesta de mi amigo fué, ¿por qué?, ¿Qué diferencia hay?. Como nos gusta que las cosas sobre la seguridad de vuestros sistemas os queden claras, hoy en Tu Amigo el Informático, vamos a ver en detalle los tipos de cuentas de usuario de Windows.


Una cuenta de usuario consiste en una recopilación de información que ayuda al sistema operativo a identificar que archivos y carpetas puede usar un usuario y que cambios puede realizar en el sistema. En este sentido, Windows permite crear tres tipos y para ilustrarlos utilizaremos el siguiente símil: Imaginemos que tu ordenador fuera un bar, la cuenta de Administrador sería el dueño, la estándar sería el cliente habitual y la de invitado, sería ese tío que entra y va directo al baño sin consumir.


Agregar o quitar cuentas de usuario windows

Como el ejemplo de antes mola mucho, pero no concreta demasiado, vamos a ver brevemente las bondades de cada una.
 
La cuenta de administrador, nos permitirá ser los reyes del mambo. Podremos cambiar configuraciones de seguridad, instalar software y hardware, ver todos los archivos del sistema, cambiar cuentas y en general realizar cambios que afecten a otros usuarios.

La cuenta estándar, nos permitirá usar la mayoría de características del sistema, excepto aquellas que afecten a otros usuarios o a la seguridad del equipo. Por ejemplo no está permitido la instalación de software ni hardware.

La cuenta de invitado, está destinada a los usuarios que no tienen una cuenta permanente en el equipo. Estos usuarios, podrán usar el sistema pero no tienen permitido instalar software ni hardware, cambiar configuraciones ni la contraseña de la propia cuenta entre otras restricciones.

Para concluir, me gustaría contaros por qué es necesario usar de manera general una cuenta estándar y no de administrador. Supongamos que tu equipo ha sido infectado por un "viraco" de esos que ronda la red, y no has tenido la precaución de usar una cuenta estándar, pues bien, el software malicioso dispondrá de los mismos privilegios que tú dentro de tu equipo y podrá entre otras, cambiar configuraciones de seguridad, eliminar cuentas, cambiar contraseñas o cualquier maldad informática que se os pueda ocurrir.
Por tanto, mi consejo final es que uséis una cuenta estándar para el uso diario y dejar la de administrador para los casos que lo requieran, además de desactivar la cuenta de invitado si no va a ser utilizada.



Introduce tu correo:


Y recibe nuestras entradas en tu email

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada